La expresión clásica «mens sana in corpore sano», la cual significa «una mente sana en un cuerpo sano», tiene mucha razón de ser.

Según la Dra. en Neurociencias, Marta Portero, «las respuestas emocionales tienen un patrón de activación fisiológica específico de cada estado de ánimo como la alegría, el amor, la ansiedad o el miedo». También indica que «la regulación de las emociones depende del funcionamiento del cerebro y de las respuestas fisiológicas que activan todo nuestro cuerpo».

Otra frase mítica, «somos lo que comemos», cobra mucho sentido en este aspecto, ya que de una determinada alimentación depende la respuesta de cada uno de nuestros órganos y, por ende, el impacto que éstos tengan en nuestro estado emocional.

En palabras de la Nutricionista Anna Paré, «si elegimos una alimentación saludable que nos aporta todos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita y, especialmente, aquellos que son importantes para el cerebro, nuestro estado de ánimo mejorará, así como nuestra concentración y memoria, entre otras cosas».

Para profundizar más acerca de este tema, te invitamos a ver nuestro paso por el programa «Salud y calidad de vida» de Cooltura FM, bajo el título «Corpore sano, mens sana. ¿Cómo influye la nutrición en el estado de ánimo?».